1

Que smartphone me compro?

Esta es una pregunta recurrente que se puede leer en varias comunidades y foros y que no tiene una respuesta acertada, ya que cada usuario tiene un perfil diferente.

enlaces patrocinados

Digamos que el factor más importante siempre es el prespuesto que es lo que realmente nos va a limitar. Por eso esta entrada se escribe desde un punto de vista en el que lo que nos interesa es comprarnos el terminal más adaptado a nuestras necesidades, gastarnos el mínimo posible y poder disfrutar de smartphone durante el mayor tiempo posible sin tener que volver a plantearnos esta pregunta. Partimos de la premisa de que el movil lo vamos a comprar libre, ya que estamos a las puertas de ver como las operadoras dejan de subvencionar terminales y si aún existe la posibilidad de obterner el terminal subvencionado, el dinero no será un problema y sí la permanencia en tu tarifa, pero eso queda ya fuera de lo que estamos hablando.

 

Fiebre de smartphones

Fiebre de smartphones

Factores a tener en cuenta a la hora de comprarse un smartphone.

  • Batería. La capacidad de la batería y el consumo que hace un smartphone a menudo son ignorados a la hora de adquirir un terminal. Pero luego vienen las decepciones. Tengo el smartphone más caro, de última generación pero si le doy uso no me alcanza la batería hasta el medio día. Los últimos terminales que se han anunciado en el MWC parece que han tenido esto en cuenta y se han visto baterías del orde de los 2000mAh. Para nosotros, este es un factor cada vez más decisivo a la hora de elegir un smartphone.
  • Versión del sistema y actualizaciones. Esto es importante por varios motivos. En primer lugar, con cada actualización del sistema el terminal funciona mejor. Hay fabricantes que te venden lo último en hardware pero con versiones obsoletas de Android y después hay que andar escuchando largas para conseguir una actualización. Imagínate atrapado en la versión 2.1 y Google  ya hablando de Jelly Bean. Además, independientemente de que tengas o no la última versión porque tengas versionitis, puede ser necesario actualizar porque alguna app no funciona o no tiene soporte en versiones antiguas del sistema.
  • Posibilidad de usar custom roms. El punto anterior tiene su solución y es instalar una rom personalizada. Si no estás por la labor de leer tutoriales, foros y arriesgarte a brickear tu nuevo smartphone, esta opción no es para ti. Pero aunque no te importe sacrificar tu tiempo para tener una versión más nueva del sistema, hay terminales con bootloaders cerrados o encriptados o no tienen comunidad detrás desarrollando roms y es más complicado cambiarle la rom. Es otro factor a tener en cuenta.
  • Hardware: procesador, núcleos, ram, rom, puertos, conectividad, pantalla… cuanto más quieras más pagas.
  • Diseño del terminal.

Estos puntos son los que consideramos más importantes a la hora de tomar una decisión y podríamos decir que está ordenados por importancia. Puede ser una mejor compra un terminal que esté en el rango de los 250-400 y que tenga una gran duración de la batería, que un Galaxy Note de 600 euros que no nos aporta nada a lo que le vayamos a sacar partido. En la práctica no todo es tan sencillo y es una mezcla de todo lo anterior más los efectos que el marketing y la publicidad te hayan causado.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Los comentarios están cerrados.